Veus Europees: Personas refugiadas y Derechos Humanos

conversa entre Sonia Ros i Pietro Bartolo

Diálogo entre Sònia Ros y Pietro Bartolo

En los encuentros de Veus Europees hemos invitado a 12 personas para debatir, cada una desde su experiencia, cuestiones de la agenda social. Temas de actualidad vistos desde los movimientos de base y el activismo y, a la vez, desde la política institucional y un prisma europeo.

En esta ocasión resumimos la conversación entre Sònia Ros y Pietro Bartolo, centrada en las personas refugiadas, los derechos humanos y las políticas migratorias y de acogida.

¿Cómo acoger personas que huyen de sus países de origen? ¿Qué pueden hacer los gobiernos para garantizar una acogida digna? Bartolo y Ros debaten sobre estas cuestiones poniendo el foco en la importancia de las vías legales y seguras, y en las políticas de asilo reales.

Situaciones infrahumanas

“No podemos continuar aceptando esta situación en que la gente llega y cree que por fin ha llegado a una Europa donde hay muchas personas buenas que puede acogerlos y que les puede dar un futuro, que les puede dar una esperanza”, comenta Bartolo. Y lo dice porque, a pesar de que estas personas pisen territorio español o europeo, “después se las acaba tratando peor que un número, acaban encerradas en un centro donde les falta de todo”, denuncia.

En esta línea, Ros lamenta que hace tiempo que denuncian situaciones infrahumanas que sufren las familias que migran y, como la denuncia proviene de la sociedad civil, no se les ha tomado en serio hasta hace poco. “¿Cómo hemos asumido este nivel de violencia?”, se pregunta. Para Ros, es “incomprensible” cómo algunos países tienen la oportunidad de acoger y cuentan con sociedades receptoras pero después no ponen a disposición de las personas migrantes los recursos ni las políticas para hacer “acogidas dignas”. Esto, provoca, según ella, que la población local se gire en contra de las personas que llegan porque “se nos hace creer un escenario de lucha por los recursos y los servicios sociales”.

Vías legales y seguras

En cuanto a las acciones por parte de la sociedad civil, las organizaciones y las entidades no gubernamentales Bartolo lamenta que éstas sean perseguidas y se penalicen las operaciones en el mar, los salvamentos y que se detengan a las personas que forman parte. “Salvar personas no puede ser un delito, salvar personas es una obligación”, sentencia el eurodiputado italiano.

Desde Stop Mare Mortum aseguran hacer política como sociedad civil cuando tratan, “no solo de sensibilizar, sino de hacer propuestas, hacer incidencia política sobre las vías legales y seguras”, explica Ros. Según ella, la responsabilidad de la sociedad civil y política van de la mano, y es partidaria de hacer política de muchas maneras diferentes.

Por su parte, Bartolo considera que la ayuda de la sociedad civil es muy importante. “Si nos unimos no hay duda que podemos cambiar juntos las cosas, lo conseguiremos porque creo que la humanidad tiene que ganar”, concluye.

Mira el vídeo entero  para recuperar la conversación entera entre Sònia Ros y Pietro Bartolo y ¡no te pierdas el resto de diálogos de Veus Europees en nuestro canal de Youtube!

Bios

Pietro Bartolo (Lampedusa, Itàlia. 1956) es conocido como “El médico de Lampedusa”, la pequeña isla siciliana de solo 20 km² conocida como la puerta de Europa. Durante más de treinta años acogió en primera instancia a los migrantes que llegaban a la isla. Relata su historia en el libro Lágrimas de sal con la periodista Lidia Tilotta, así como al documental Fuocoammare, de Gianfranco Rosi, ganador del Oso de Oro en el Festival Internacional de Cine de Berlín el 2016. Desde 2019 es diputado en el Parlamento Europeo y vicepresidente de la comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, como miembro del grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (S&D).

Sònia Ros (Sabadell, 1975) es una de las portavoces de la plataforma ciudadana Stop Mare Mortum, productora audiovisual y creadora de contenidos centrada especialmente en asuntos sociales y Derechos Humanos. Stop Mare Mortum nació después del naufragio en el Mediterráneo del 19 de abril de 2015, cuando un pesquero con centenares de personas procedentes de Egipto volcó en aguas del canal de Sicilia causando centenares de muertes. Stop Mare Mortum promueve políticas de acogida y protección a las personas que marchan de sus países, sin distinguir entre migrantes y refugiados.

* Proyecto impulsado por la Oficina del Parlamento Europeo en Barcelona en colaboración con el Espai Societat Oberta

¿Quieres recibir la agenda de Societat Oberta a tu correo?

Suscríbete