Solidaridad en tiempos de pandemia

solidaridad

¡Llegamos al final del ciclo de debates más allá de la pandemia organizados desde Espai Societat Oberta! Un ciclo de encuentros en los que hemos pensado de forma colectiva sobre Derechos Humanos en tiempos de Covid19. Durante estas semanas hemos recibido profesionales y voces expertas para charlar derechos digitales y privacidad, derechos civiles, brechas digitales, justicia global y escenarios post-covid.

En esta ocasión, y para cerrar la serie de encuentros, hemos querido centrarnos en iniciativas solidarias surgidas durante la pandemia. ¿Cómo nos estamos organizando desde la sociedad civil durante el Covid19? Hemos contaco con la participación de:

¡Conozcamos mejor estas iniciativas!

En primer lugar pudimos escuchar Rosa León de Coronavirus Makers, iniciativa que surge por la preocupación de la saturación del sector sanitario y el déficit de material en hospitales. En sólo 3 días se pusieron en contacto más de 5.000 personas y actualmente son más de 18.000. Se organizan por proyectos y comunidades autónomas con un único objetivo: crear material sanitario de código libre para personas en primera línea contra el COVID19. Por el momento, León contó que se están llevando a cabo cinco proyectos de fabricación:

  • Respiradores: desarrollados en Asturias y en menos de 30 días hubo prototipo funcional y es muy económico que se está replicando en otros países. En España está a la espera de validación por la agencia española de medicamento
  • Viseras de protección: se han fabricado más de un millón
  • Salvaorejas: pensados para quienes trabajan todo el día con la mascarilla y para evitar tener heridas en las orejas
  • Abrepuertas: mecanismos para evitar tocar los pomos con las manos
  • Mascarillas de tela: reutilizables, en proceso de homologación.

Geolocalizar ayuda

En su turno, Patricia Horrillo de Frena la curva contó que se organizan, principalmente, a través de tres líneas de acción:

  • repositorio de iniciativas 
  • mapa con chinchetas
  • lab de innovación

“Queríamos hacer un repositorio para tener todas las iniciativas juntas y ver de qué forma podían servir de ayuda a la gente. Un repositorio fácil de gestionar y usar, con un equipo detrás que asegurara que ese repositorio no fuera un lugar de publicidad”, explica Horrillo. Además, Horrillo cuenta cómo, después de crear ese repositorio, se dieron cuenta de nuevas necesidades. “Pensamos que sería interesante geolocalizar estas iniciativas para poner en el mapa (un mapa que se había usado antes ya en sistema de emergencias o catástrofes) lo que ofrecía o necesitaba la gente”. De ahí surgen los diferentes colores de las chinchetas del mapa y también dos laboratorios a través de los cuales trabajar en “iniciativas de desafíos comunes para pensar en el futuro”. 

Ayudar a quien ayuda

Josep Vives, de CovidWarriors, explicó cómo se organizaron desde el principio a través de Telegram. Una herramienta bastante usada por los otros colectivos también. Se formó entonces una comunidad de profesionales muy diversa con el objetivo de solventar los problemas que estaban surgiendo a través de estrategias con base tecnológica. Trabajan en tres líneas y bajo un solo lema “ayudar a los que ayudan»:

  • Sumar voluntariado profesional, iniciativas innovadoras y start-ups con conocimiento y soluciones para dedicarse a resolver problemas generados por la pandemia
  • Conectar gente con necesidades y soluciones
  • Acelerar proyectos también ajenos

Denunciar

Adriana Zumaran presentó el Comité de Emergencia Antirracista, una organización que nace para “identificar que las redadas racistas se iban a incrementar, denunciar la impunidad social y judicial frente a los asesinatos de personas racializadas y advertir que las personas migradas tienen más de probabilidades de exclusión social durante la pandemia”. En la misma línea, Zumaran aseguró que «esta situación ha confirmado la existencia de un racismo social e institucional que deja detrás personas migradas y racializadas. Hemos constatado la necesidad de crear espacios de red, apoyo y aprendizaje comunitario». Pronto publicarán un informe realizado durante estos meses de pandemia y aseguran que quieren lanzarlo para convertirlo en “herramienta de incidencia política para exigir una respuesta de las instituciones y en la sociedad y cambios reales para desmontar el racismo estructural en este nuevo contexto post COVID19, entre los que se encuentra la exigencia de #RegularizacionYa sin condiciones y permanente a todas las personas migrantes en situación irregular».

Para terminar…

Por último se presentó Red Levadura, una iniciativa que trabaja con dos posibles escenarios de futuro y bajo la premisa de que en momentos de crisis la sociedad se transforma de forma profunda. Depende de los actores y narrativas públicas que se den, se plantean escenarios:

  • donde el miedo dirija las decisiones políticas y haya retroceso en derechos sociales
  • donde haya solidaridad mutua y haya interdependencia

Desde Red Levadura aseguraron: “queremos trabajar en ese segundo futuro y para ello necesitamos un gran cambio sistémico y trabajar en tres niveles”: 

  • nivel micro: redes apoyo y organizaciones de la sociedad civil
  • nivel meso: incidencia en políticas
  • nivel macro: combatir algunos relatos (xenofóbia, racismo e individualidad)

Por ahora, están trabajando con más de 500 personas activistas y 60 ONGs y recientemente han lanzado la campaña No les des Casito en redes. 

¡Gracias a todos y todas por haber seguido el ciclo de debates! Os recordamos que en nuestro canal de Youtube podéis encontrar los vídeos de todos los encuentros que hemos organizado y que os podéis suscribir a la newsletter del Espai para estar al día de todas nuestras actividades.

¿Quieres recibir la agenda de Societat Oberta a tu correo?

Suscríbete